Agua para hemodiálisis

Grupo SETA con mas de 40 años de experiencia continuada en el sector colaborando con los organismos de la administración en la elaboración de normativas , diseña y fabrica soluciones compactas, automáticas y fiables para producir agua de alimentación a riñón artificial, cumpliendo las especificaciones más exigentes, a partir de cualquier tipo de agua y cantidad de dializadores, y teniendo en cuenta que un adecuado sistema de tratamiento del agua para hemodiálisis debe incluir las siguientes etapas : Pretratamiento, Tratamiento y Distribución.

El pretratamiento debe conseguir la mayor eliminación posible de partículas, la desaparición de las cloraminas, materia orgánica y dureza del agua. El pretratamiento es fundamental para alcanzar el rendimiento óptimo del tratamiento y la adecuada conservación de las membranas de ósmosis.

El tratamiento debe reducir el resto de contaminantes del agua: sales minerales, metales, coloides, posibles sólidos en suspensión fugados del pretratamiento, etc.... La técnica adecuada para este fin es la ósmosis inversa.

El agua tratada es almacenada en depósitos especiales y propulsada a través de un circuito de distribución hasta los dializadores. El circuito debe ser cerrado y el agua estará continuamente circulando, y aquella no utilizada por las máquinas volverá al depósito de agua tratada.


Regresar a Agua industrial y reutilización